¿El Estrés?… ¡Si, por favor!

 

No le recomiendo a nadie vivir su vida llena de estrés, pero el estrés es inevitable, no hay manera de evitarlo y sería tonto ignorarlo. Es un error tratar de escapar de las situaciones que nos generan estrés pero podemos cambiar nuestras reacciones ante el estrés y éstas pueden fortalecernos.

Por ejemplo la meditación…

Es muy común para mi, que los practicantes me comenten que no pueden meditar porque hay muchos obstáculos: ruidos, dolor en alguna parte del cuerpo, preocupaciones, etc. No pueden meditar porque no encuentran adecuadas condiciones externas (ruidos), internas (dolor) y secretas (pensamientos).

¡Pero si la meditación justamente es para eso; superar los obstáculos!

Meditando, estamos adquiriendo experiencias y aprendiendo a usar herramientas que después podemos utilizar en la vida diaria. Estas herramientas las podremos utilizar para superar situaciones estresantes y dolorosas. No tiene ningún chiste meditar en un lugar aislado, separado de todo y sin ningún ruido si no sabemos manejar los obstáculos.

El superar los obstáculos es la primera etapa de aprendizaje de una meditación.

Tienes que aprender a meditar en cualquier circunstancia.

Si meditamos en condiciones controladas evitando cualquier tipo de obstáculo a la meditación, seguramente lograremos los efectos de la meditación rápidamente, pero éstos serán condicionados, por lo que ocurrirán solamente cuando afuera haya paz y quietud. Si tienes un momento de caos – no podrás conectar la Paz porque no sabes desconectarte de tus obstáculos.

Cada obstáculo, es un reto y una oportunidad de fortalecerte en la meditación, si oyes ruidos y te distraen, date cuenta de que no son los ruidos sino la reacción de tu propia mente que te altera y distrae. Así que esfuérzate más y encontrarás mayor relajación, también podrás darte cuenta de que, poco a poco, te vuelves inmune a las condiciones adversas.

Esta es una de las enseñanzas de la meditación, así que no huyas de los obstáculos, intégralos en tu meditación y te fortalecerás.

¿A caso no ocurre lo mismo en la vida diaria?

 

2 thoughts on “¿El Estrés?… ¡Si, por favor!

  1. Gracias maestro, excelente explicación sobre como vencer obstáculos para persistir en la meditación y en lo que se presenta en el día a día. Saludo afectuoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *