La Feria Mundial de Chicago

Historia de la meditación

Exposición Universal de Chicago invita abre la puerta a la meditación en el Occidente

En la historia de la meditación en Occidente hay algunas fechas que marcan claramente la pauta. Una de éstas,  es la Feria Mundial de Chicago.

La Exposición Universal de Chicago, también llamada World’s Columbian Exposition, tuvo lugar en los Estados Unidos del 1 de mayo al 3 de octubre de 1893. La exposición tuvo como tema el cuarto centenario del descubrimiento del Nuevo Mundo por Cristóbal Colón, al mismo tiempo, desde la perspectiva de nosotros, acercó de manera definitiva la meditación oriental al occidente.

En el marco del mismo ha sido creado El Parlamento Mundial de Religiones o Parlamento de las Religiones del Mundo –  una organización internacional no gubernamental de diálogo interreligioso y ecuménico.

Fue la primera vez en la historia humana, que se intentó crear un foro de diálogo entre todas las religiones mundiales. Fue cuando se divulgó por vez primera en Occidente la existencia de algunas religiones nuevas en aquella época.

Entre los presentes estaban:

  • Maestro Zen – Shaku Soen, quién algunos años después regreso a EUA para iniciar sus enseñanzas. Sus alumnos, en particular Daisetz Teitaro Suzuki, ayudaron a establecer el budismo Zen en EUA
  • Maestro budista de Sri Lanka – Angarika Dharmapala quien igualmente ha aprovechado esta apertura y comenzó a impartir en EUA las conferencias sobre el budismo
  • Guru Swami Vivekananda quien propagó por Occidente la escuela hinduísta de aduaita (no dualidad) de la doctrina vedanta y en 1897 fundó la organización Ramakrishna Mission y dos años después la orden monástica Ramakrishna Math.

A raíz de estos movimientos, cada vez más maestros visitaban EUA y emprendían sus enseñanzas en el Occidente.

Un ejemplo de estos movimientos se dio en 1898 cuando se establece en EUA una Misión budista del budismo japonés Shin: Pure Land.

Desgraciadamente, la Segunda Guerra Mundial generó una persecución de la cultura japonesa, incluyendo el budismo, tanto durante como después de la guerra.

Debemos recordar que después de la WW2 los americanos siguieron con guerras contra Corea y luego Vietnam, ambos países budistas, así que no había buenos ánimos hacía las prácticas espirituales de ese tipo.

Así entramos al siglo XX

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *